Friday, December 24, 2010

Feliz Navidad (por partida doble)

Hace muchos días que no me paso por acá. Han pasado cosas desde la última vez. He pasado del mayor estrés que hubiera vivido en los seis años en mi trabajo en ventas, a la distensión inconexa del recién desempleado. Renuncié. Así, sin más. Un día no me aguanté más los maltratos y las ironías de mi jefa, cogí el teléfono y le avisé: "trabajo hasta el domingo". Y me imagino que más de uno se retorcerá ligeramente en su silla al leerlo, en este país y en este momento, cuando la cifra de desempleados no detiene su tendencia al aumento, pero la verdad es que por mí y por mi familia, tenía que hacerlo.
Los últimos cuatro días han sido una novedad para todos nosotros. En este país no existen las vacaciones de Navidad, y mucho menos en el área de ventas. Era de hecho la época en la que más trabajo tenía, y cuando menos podía disfrutar de mi familia. Este año ha sido felizmente distinto. He estado en casa, con S., dedicadas a no hacer nada. Hemos pasado horas viendo películas, arropadas hasta la nariz, comiendo frutas y queso. Hemos ido de compras juntas, escogido y envuelto regalos. Hemos hecho manualidades, jugado con los perros, tomado alguna foto. Cuatro días maravillosos, cada uno de ellos, una ratificación de que mi decisión fue la correcta.
Así ha empezado mi Navidad. Qué traerá el 2011, eso ya lo veremos. Pero el  poder disfrutar de estos días junto a mi hija, ha sido el mejor de los regalos bajo mi árbol.
A todos y cada uno de ustedes, que se toman el tiempo de pasar, visitarme y dejar -o no- sus cálidos comentarios, un millón de gracias! Que pasen unas muy felices fiestas, y que el 2011 venga cargado de paz, amor y felicidad para ustedes y sus familias!

5 comments:

giozi said...

Amiga, eres valiente, yo soy muy cobarde para estas cosas, pero el Señor proveerá y lo que has ganado ahora mismo no tiene precio.
Feliz Navidad doblemente también :D

AleP (Alejandra Click) said...

Vane! Te entiendo cuando hablas de lo mal que te sentías en el trabajo. Me parece excelente lo que hiciste, se requiere mucho valor. Te admiro. Siempre recuerdo una frase que leí por ahí: Venimos al mundo sin empleo. Y aunque renunciaste, tal vez podrían haberte despedido por problemas económicos en la compañía, sin contemplación (como sabemos, nada es seguro en esta vida).
Te deseo mucha Paz y Fuerza en esta nueva etapa. Que tu camino se llene de luz.
Un abrazo!

mc said...

Vane, Feliz Navidad! Te deseo mucha paz, mucho amor, y repeticiones infinitas de esos 4 dias que pasaste con S.

Susana María said...

Felices fiestas! a veces uno sencillamente no aguanta más. Celebro tu decisión, en breve llegará el 2.011 con todas las cosas maravillosas inimaginadas para cada persona. El camino lo hace el caminante, seguro en breve encontrarás algo mejor. :)

Abrazo!

Vane said...

Pues no sabes cómo te entiendo. Yo también tomé esa decisión una vez y no me arrepiento en absoluto. La vida es solo una y no muy larga como para estar sufriendo y pasándolo mal si puedes evitarlo.

Me alegro muchísimo de que hayas disfrutado tanto con tu hija, eso no tiene precio!!

Muchos besos y FELICES FIESTAS!!!