Monday, August 3, 2009

Decirnos


Vivimos en la era de la exposición y de la comunicación tecnológica. Hablamos al mundo a través de los objetos, y lo que no expresa el objeto, tampoco lo calla el sujeto. La ropa que viste, habla del sujeto (tanto como la que decide no vestir). El cuerpo que habita, mantiene y luce, habla del sujeto. El carro que maneja, habla del sujeto. El celular que usa, habla del sujeto. La casa donde vive, habla del sujeto. Bien afirma Axel Capriles en entrevista con Iván Losher, que en la era capitalista "los objetos se convierten en moneda de intercambio psicológico, (...) adquieren valor simbólico"; así, a la postre, "lo que el individuo va adquirir a través del objeto de consumo, no es un objeto específico, sino un intercambio con la otra persona". El objeto dejó de ser un recurso de apoyo al proceso comunicacional y pasó a ser parte del contenido del mensaje, cuando no, el mensaje mismo. El individuo escoge al objeto y el objeto comunica un mensaje sobre el individuo. Y así, el objeto construye la imagen que el sujeto quiere (¿necesita?) vender: "Dime cómo luces y te diré quién eres".
No contento con esta construcción de la imagen a través de los objetos, el individuo tecnológico de la modernidad selecciona y masifica la información que desea exponer para completarse como ser social. Habla de sí mismo a multitudes voyeristas en blogs como éste, o en Myspace, o en Twitter, o en Facebook, o en Youtube. La fría pantalla que para muchos de sus detractores iniciales representaba un instrumento de distanciamiento, ha otorgado un espacio de aparente seguridad y confianza que ha permitido la desinhibición. Y así, sobreexpuestos y divulgados a conciencia, la intimidad, el estado de ánimo, la relación de pareja, la cotidianidad, los conflictos familiares, los objetivos de vida, las alegrías y los pesares, se volvieron multitudinarios, democráticos y universales, y se pusieron de acuerdo para, nuevamente, hablar del sujeto. Individuo público, entregado a sus cinco minutos de fama, a la novela de la que él es protagonista, a la función de la que no tiene que despedirse.
Sujetos modernos que somos, necesitamos expresarnos. Tenemos un afán, más que por encontrarnos o por construirnos, por exponernos, publicitarnos, vendernos (¿vender qué?, ¿a quién?, ¿por qué?). Hablar de lo que somos, queremos, pretendemos o simulamos ser, por medio de la ropa que vestimos. De los lugares que frecuentamos. De los carros que conducimos. De los mensajes que, de nosotros mismos, comunicamos a los demás. Decirnos para construirnos, o creer que lo hacemos. Decirnos para hacer ruido y no escuchar nuestros silencios.

3 comments:

Yaremi said...

¡Excelente! Así es, la era de la "identificación" con lo que no-somos y que nos sigue alejando de lo que SOMOS. Gracias Vane por esta reflexión.

Câline said...

Comprar es un vicio!!
Yo no digo que no me guste, pero de verdad que no lo hago como much@s por aquí, por allá y por acullá.
:-S

Keyla said...

Me encanta la refelxion, es triste leer o oir que hay tanta gente que realmente esta definida por lo que tiene. Yo realmente creo que los celulares, carros, ropa etc. son una extension de nosotros una forma de expresion, uno no usa la ropa que no le gusta porque no te representa o no comunica el mensaje adecuado o simplemente no te sientes comodo. Pero al escoger las cosas y hacerlas tuyas las usas como manera de expresar lo que somos no para definir lo que somos. Es muy triste que muchas personas hoy en dia son lo que tienen, pero al final del dia cuando estas solo en tu cama a punto de dormir que toda la tecnologia esta apagada o solo esta de fondo y estas solo con lo que eres, no con lo que tienes, en ese momento es cuando te das cuenta si estas en paz contigo. A pesar de todos los avances tecnologicos tambien la gente deberia pensar en los grandes desastres huracanes, deslaves, tsunamis y simples eventos de la vida, cuando pierdes todo lo que tienes y solo dependes de lo que realmente eres para poder seguir adelante y seguir luchando y volver a estar estable. Por eso siempre preferire decir soy Keyla a tengo esto esto y lo otro, las cosas materiales son temporales yo siempre estare conmigo :D