Friday, October 1, 2010

Tome asiento, por favor. Septiembre en LVM


Pensé mucho si publicar o no esta entrada. Al fin y al cabo, una sola foto como participación mensual total para "La vuelta al mundo", es una nimiedad que no vale la pena ni reportar. Pero luego lo pensé más detenidamente y decidí escribir estas líneas como reconocimiento al trabajo de mis compañeros y para no romper con la tradicion de "blogs encadenados" que Jackie implantara hace más de 2 años al crear el grupo y a la que yo me incorporé hace exactamente 8 meses con humilde pero ininterrumpida participación.
Tengo que reconocer que en un principio el tema no me enamoró. El reto de este mes era fotografiar Sillas, y no le encontraba yo nada atractivo ni interesante a un objeto tan utilitario y común.
Como siempre, y para sacarme del equívoco, Jackie y mis compañeros vinieron a poner en evidencia que todo está en la perspectiva, en el enfoque y en el ojo del artista. Hoy, concluido el mes, recorro el mural de LVM con admiración y júbilo. Allí se pueden encontrar las sillas más extrañas, más hermosas, más usadas, más modernas, más corrientes, más comodas, más nostálgicas y más extravagantes. Hay bancos, gradas, variados asientos, columpios, poltronas, sillas plegables, taburetes, divanes, banquitos, pupitres. Las encontraron en la playa, en el parque, en la oficina, en el comedor, en el salón de conferencias, en el dormitorio, en el restaurante, en la biblioteca, en el tren, en el teleférico. Las decubrieron abandonadas, amontonadas, listas, empolvadas, curiosas, vanidosas, útiles e inútiles. Todas revestidas de belleza por la magia del ojo que las descubriera.
Así, vinieron estas sillas orgullosas y empecinadas a darme una lección. A hablarme de mantener los ojos abiertos aun en las situaciones más comunes. A poner al descubierto el arte de lo cotidiano y de los tesoros que pasan desapercibidos. A recordarme que la belleza no se encuentra únicamente en los museos, o en los grandes paisajes naturales, sino que, y sobretodo, descansa en los ojos de quien la mire.

7 comments:

♥ Patty said...

A mi me pareció super eso de trasmitir emociones con una silla. Pero el set de todos este mes que relindo.

un abrazo!
Pd. esa silla me parece super fotogénica.

giozi said...

Sí sí, el columpio es mío.

Vane. Me encanta como escribes. Te lo digo en serio.

AleP (Alejandra Click) said...

Vane! La foto del perro es muy cuchi! Es que esos perros son una ternura. Me gustó cómo describes cada una de las sillas que vimos desfilar por el mural. Y la frase final es hermosa y acertada. Qué bueno que posteaste! Te mando un saludo!

Rosa said...

Me encanta tu foto, la verdad es que estoy vaga y no he hecho aún ni una entrada sobre LVM, no tengo perdón, espero que este mes me cambie la racha..

Vane said...

Pues menos mal que escribiste esta entrada! porque me ha parecido precioso lo que cuentas y tu "única" foto me encanta!! Qué tierno el perrito descansando... ojalá yo tuviera uno, me pasaría el día haciéndole fotos, son tan monos!

Fíjate que a mí con el tema de las sillas me sucedió lo contrario. Cuando leí lo que tocaba para este mes, me pareció muy interesante porque veo las sillas como algo muy decorativo. Sin embargo al final no me dio tiempo a tomar las fotos que tenía en mente... bueno, otra vez será!

besitos

Sofía_ Selegna said...

Uno tiene el poder de transformar la realidda través de una foto y hacer poesía con ella. La vida a través de un lente se hace sueño.

Saludos

PD: me encanto la foto =)

pati said...

"A poner al descubierto el arte de lo cotidiano y de los tesoros que pasan desapercibidos"

Precisamente ése es uno de los encantos de la fotografía y por derivación de LVM. Qué divino compartir ese espacio juntas, Vane :)